Días de Calor, Época de Espigas: Protege a Tu Mascota

Días de Calor, Época de Espigas: Protege a Tu Mascota

Ahora que el calor comienza, la temporada en la que debemos vigilar mucho por donde se meten nuestros peludos comienza. Las espigas son un peligro latente durante los meses cálidos, y es crucial conocer cómo proteger a nuestras mascotas de estas amenazas naturales.

¿Qué son las espigas y por qué son tan peligrosas?

Las espigas son vainas que recubren las semillas de algunas plantas gramíneas. Con la llegada del calor, pasan de ser verdes y blandas a tornarse amarillentas y más rígidas debido a la sequedad. Es en este punto donde se vuelven muy peligrosas.

Las espigas tienen una forma similar a un arpón, con una punta afilada y pequeñas ramificaciones que se abren al exterior. Toda esta superficie está recubierta de pequeños “ganchos”, lo que facilita que se adhieran con facilidad al pelo de los animales y avancen hacia la piel. Esto puede causar que la punta se clave y la espiga migre hacia el interior, generando serios problemas de salud.

Sintomatología: ¿Qué debemos vigilar?

Las espigas pueden entrar a través de diferentes partes del cuerpo de nuestras mascotas, causando diversos síntomas:

Nariz:

  • Incomodidad
  • Estornudos continuos
  • Sangrados ocasionales

Orejas:

  • Sacudidas constantes de la cabeza
  • Intentos de rascarse
  • Molestia significativa

Ojos:

  • Inflamación, especialmente del tercer párpado

Piel:

  • Incomodidad y dolor en la zona afectada
  • Orificio de entrada visible (difícil de encontrar)

Ante cualquier sospecha, es fundamental acudir rápidamente a HURVET, ya que, al migrar, las espigas pueden causar cuadros muy graves. En algunos casos, se requiere de endoscopias, rinoscopias e, incluso, cirugías para extraer las espigas y solucionar los problemas derivados.

¿Cómo prevenir esto?

Para proteger a tu mascota de las espigas, sigue estas recomendaciones:

  1. Evita zonas de vegetación seca: Procura no pasear por áreas con mucha vegetación seca donde las espigas sean abundantes.
  2. Mantén a tu mascota cerca: Lleva siempre a tu peludo al lado y vigila qué huele.
  3. Revisa el pelaje al llegar a casa: Especialmente en perros de pelo largo, inspecciona el pelaje, las patas y las orejas.

Con estas precauciones y una visita oportuna a HURVET ante cualquier síntoma, podrás disfrutar del verano sin preocupaciones y mantener a tu mascota segura y saludable.

Recuerda, la prevención y una rápida atención son clave para evitar complicaciones graves causadas por las espigas. Visita HURVET para más información y asistencia veterinaria profesional.

Comparte este post:

Post relacionados